• jesuslopez404

El Banco Central Europeo anuncia el fin de los estímulos


Desde el comienzo de la crisis económica, la política monetaria de los Bancos Centrales ha sido una de las armas más empleadas para combatirla. El Banco Central Europeo (BCE), aunque tardío en su aplicación, no ha sido una excepción a la regla e implementó una política monetaria ultraexpansiva sin precedentes en la historia de la institución. Varios interrogantes se abrieron cuando se tomaron estas medidas extraordinarias. ¿Qué impacto tendrán? ¿Hasta cuándo durarán? ¿Cuándo se iniciará la estrategia de salida? La respuesta a esta última cuestión quedó resuelta la semana pasada con la reunión del Consejo de Gobierno del 14 de junio. Desde Gilmar somos conscientes de la importancia de este anuncio y, por ello, te lo desgranamos a continuación.

¿Qué ha dicho el BCE y qué implicaciones tiene?

El BCE en su comunicado ha adelantado que “tras septiembre de 2018, siempre que los nuevos datos confirmen las perspectivas de inflación a medio plazo del Consejo de Gobierno, el ritmo mensual de las compras netas de activos se reducirá en 15.000 millones de euros hasta el final de diciembre de 2018 y que las compras netas cesarán a partir de entonces.” Esta decisión supone que la actual política monetaria heterodoxa que estaba tirando a la baja los tipos de interés culminará este año. Además de esto, El BCE ha anuncia que sopesará una posible subida de tipos oficiales a partir del verano del próximo año. Una medida que afecta directamente al bolsillo de los ciudadanos, pues los tipos oficiales del BCE desempeñan un papel fundamental en la formación del resto de tipos interés que se dan en la Eurozona y en sus países miembros.

En concreto, los primeros tipos de interés en reaccionar ante cambios de los tipos oficiales son los tipos de interés interbancarios. Uno de esos tipos de interés interbancarios es el conocido Euríbor, el cual sirve de referencia en la mayoría de créditos hipotecarios. Dado que el interés que piden los bancos por conceder hipotecas es el Euríbor a 12 años más un margen. La evolución de los tipos oficiales del BCE, la del Euríbor y los tipos de interés hipotecarios está íntimamente ligada, tal y como muestra el siguiente gráfico.

Fuente: BCE y Banco de España

¿Cuál puede ser el impacto para los hogares?

En anteriores ocasiones desde Gilmar analizamos las buenas condiciones de financiación hipotecaria que tiene España en cuanto a tipo de interés exigido, en comparación con los países de su entorno. La presumible subida de tipos que se avecina puede acarrear un deterioro de esas condiciones ventajosas. ¿Hasta que punto los hogares pueden verse afectados por los designios del BCE? Esa es una cuestión que han querido responder desde el Banco de España en el siguiente documento.

La hipotética subida de los tipos oficiales del BCE genera dos efectos contrapuestos. Por un lado, para quienes estén pagando una hipoteca a tipo variable, la subida de tipos puede traducirse en un aumento del pago de su cuota hipotecaria y por ende ver así incrementados sus gastos financieros. Por otro lado, la subida de los tipos oficiales también acarrearía una subida de los intereses que remuneran los depósitos bancarios a sus clientes. Dado que buena parte de la riqueza financiera de las familias esta en ese tipo de productos, se verían recompensados al obtener una mayor rentabilidad por sus ahorras. Al confrontar estos dos efectos, el Banco de España señala que el efecto perjudicial de la subida del gasto de las hipotecas predomina ligeramente sobre el efecto beneficioso de la subida de la rentabilidad de los depósitos. En concreto, según la entidad una subida de un punto porcentual de los tipos oficiales acarrearía una disminución del 0,2% de la renta bruta disponible de los hogares (ver gráfico).

Por supuesto, estos datos se basan en el acumulado de todos los hogares y se tratan de resultados promedio. Una persona o familia que no tenga nada de dinero en depósitos y tenga pendiente una hipoteca a tipo de interés variable sufrirá una merma de su renta disponible mayor. En cambio aquellas familias que tengan la hipoteca ya pagada o a tipo fijo no sufrirán penalización alguna por aumento de la cuota hipotecaria. Cada cual deberá estimar hasta que punto puede verse afectado o beneficiado por el cambio de timón del BCE en base a sus circunstancias económicas y financieras.

#hipotecas #tipodeinterés #Euribor #GILMAR

44 vistas

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar