VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

El BCE le gana el pulso al IAJD aplicado por la banca, un año después los intereses hipotecarios se reducen

November 21, 2019

En este mes de noviembre se ha cumplido ya un año de la aprobación del Real Decreto-Ley 17/2018, en el cual se especificaba que el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (IAJD) debía recaer sobre el prestamista (las entidades financieras que concedieran préstamos hipotecarios) en lugar de en los prestatarios (quienes contrataban las hipotecas). En su día desde Gilmar nos hicimos eco de esa noticia al igual que volvimos a hacerlo para constatar que parte de la traslación del coste de este impuesto vía incremento de los tipos de interés aplicados en las nuevas operaciones hipotecarias para la compra de vivienda. Sin embargo, y a medida que han pasado los meses, ese aumento inicial de la rentabilidad exigida en las hipotecas no ha podido resistir la presión a la baja de los tipos de interés fruto de la política monetaria acomodaticia ejercida por el Banco Central Europeo (BCE). En la actualidad (último dato del mes de septiembre) los tipos de interés hipotecarios en España se sitúan en el 1,87% anual frente al 2% y 2,03% que registraron en octubre y noviembre del año pasado. Vamos a hacer un repaso de los que ha sucedido a lo largo de este año.

 

Un poco de historia

 

El inicio de toda esta historia podemos ubicarlo en la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, en sus sentencias 1505/2018, de 16 de octubre, 1523/2018, de 22 de octubre, y 1531/2018, de 23 de octubre. En donde se procedía a la anulación del artículo 68 del Real Decreto 828/1995 donde se especificaba que era el prestatario el sujeto pasivo del IAJD cuando se tratase de escrituras de constitución de préstamo con garantía. Posteriormente, el 6 de noviembre de 2018, el Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo acordó -tras deliberar y en una votación apretada- volver a hacer recaer sobre el prestatario la obligación del pago del impuesto. Esta situación inédita provocada por el Alto Tribunal desdiciéndose a si mismo y como resultado de la inseguridad jurídica desatada por esta controversia llevó al gobierno a dilucidar en el Real Decreto-Ley 17/2018 que debía ser la banca y no el prestatario el sujeto pasivo de ese tributo.

 

Efectos a corto y medio plazo

 

La teoría económica nos dice todo impuesto que se aplica en un mercado reparte su carga entre la oferta y la demanda. Además nos dice que con independencia de si el sujeto pasivo de un impuesto recae en el lado de la oferta o en el lado de la demanda, será aquella parte del mercado con menos elasticidad (menos sensibilidad hacia variaciones en el precio) quien termine soportando la mayor carga de dicho impuesto. En el caso del sector bancario español desde los años 80 hasta antes de la crisis no se había caracterizado precisamente por una elevada competencia, situación que la reestructuración bancaria y el proceso de fusiones y concentraciones realizado no ha contribuido a mejorar, precisamente. Una baja competencia entre oferentes es un elemento que afecta negativamente a la elasticidad de la demanda, pues menos competidores suponen menos alternativas a que si no te gusta un préstamo poder ir a pedir otro en mejores condiciones a otro banco. Como era de presagiar en los primeros meses de la aprobación de esta ley la banca trasladó al cliente parte de al carga fiscal del impuesto vía subida de los tipos de interés aplicados a las hipotecas. De hecho, en esos primeros meses España se desmarcó de la tendencia a la baja que seguían marcando la evolución de los tipos de interés en la Eurozona y en otras grandes economía del euro (ver gráfico).

Fuente: Banco Central Europeo y elaboración propia

 

Sin embargo, las últimas decisiones de política monetaria adoptadas por el BCE entre las que se contemplaba una bajada adicional de la facilidad de depósito del -0,4% al -0,5%, no solo están alargando la temporada del Euribor en terreno negativo, sino han propiciado que siga excavando en su descenso. La caída del tipo de interés de referencia por excelencia en los préstamos hipotecarios ha roto con la racha ascendente que los bancos españoles estaban aplicando a sus intereses hipotecarios. Esto no quiere decir que sin la decisión de que fuera la banca quienes soportaran el IAJD los tipos llegarían a estar más bajos. Pero eso no quita de que sea notable ver como la política monetaria del BCE en su pulso con la banca comercial le haya ganado la jugada y que imponga su tendencia a la baja llevando a estos tipos de interés a niveles inferiores de cuando la banca no tenía necesidad de trasladar al cliente dicho impuesto.

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar