VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Cómo adaptar el cuarto de baño a los niños

September 10, 2019

A medida que los peques de la casa se van haciendo mayores, necesitan tener más autonomía para poder realizar por su cuenta sus tareas diarias. Uno de los mayores problemas se suele encontrar a la hora de ir al baño o darse una ducha, para lo cuál debemos adaptar el cuarto de baño a sus necesidades y sobre todo para su seguridad en el hogar.

Porque no siempre los baños de los adultos son cómodos ni seguros para los niños, a veces necesitan una pequeña ayuda para ir haciéndose más independientes a cierta edad. Acondicionar el cuarto de baño para los pequeños de la casa puede ser muy sencillo, tan solo aplicando ciertos trucos y añadiendo accesorios que les serán muy útiles a los niños.

Nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar nos cuentan los secretos para adaptar el cuarto de baño a los niños con muy poco esfuerzo y sin la necesidad de hacer obras ni grandes cambios. Aprende a sacarle partido al baño de los niños, de manera que lo puedan usar por sí mismos desde una temprana edad y hasta que se hagan mayores.

 

Adaptar el cuarto de baño a los niños

Lavabo a su altura

Lo ideal en un cuarto de baño infantil sería instalar un lavabo más bajo que quedara a la altura perfecta para los niños. Uno de los sanitarios que los niños antes aprenden a usar solitos, pero que no siempre les resulta del todo cómodos.

Para lavarse las manos, los tiendas, poder mirarse al espejo a la hora de peinarse, y otras muchas actividades de aseo que se hacen frente al lavabo, se pueden solucionar añadiendo un taburete o una pequeña escalera para que los niños alcancen bien. Escoge un taburete que sea seguro, que no se deslice por el suelo para que los niños no corran el riesgo de caída.

Muchos de estos sistemas para que los niños alcancen el lavabo son perfectos también para usar en el retrete, con múltiples usos en casa para que los niños alcancen a ciertas zonas que por su altura no les resultan tan cómodas.

Ducha ergonómica

Los niños también quieren aprender a ducharse solitos como sus papás y sus hermanos mayores, pero no siempre sus pequeñas manos les permiten manejar los útiles de la ducha. Permite que la ducha sea fácilmente accesible para ellos, de manera que puedan entrar y salir solitos sin riesgo a caerse.

Escoge también una alcachofa para la ducha que sea ligera y fácil de manejar para los niños. Existen reguladores para la ducha que controlan la temperatura del agua, de manera que podamos dejar a los niños total independencia mientras se bañan a diario.

Grifería fácil de usar

Cambiar la grifería de un baño pensado para adultos, por unos grifos más fáciles de usar para los peques de la casa es muy rápido y también económico. Tanto el grifo del lavabo, de la ducha, como del resto de sanitarios del baño, debe estar adaptado a la edad y las necesidades de los niños que los usarán a diario.

Sería interesante por ejemplo añadir un pulsador para el agua en el grifo del lavabo, controlando así la cantidad de agua que se consume mientras los niños se lavan las manos o los dientes. Los grifos con temporizador ayudan a ahorrar agua, evitando que los peques se dejen el grifo abierto sin querer al salir del baño.

Toallas y almacenaje a su alcance

Otro detalle muy fácil de incluir al adaptar el cuarto de baño a los niños es poner las toallas y el almacenaje del baño a su altura. Basta con incluir unos ganchos y barras a una altura más baja, dónde los peques tengan siempre a mano sus toallas.

Los niños aprenden a mantener el orden en el baño cuando tienen todo mucho más accesible. Un pequeño mueble más bajo en el que puedan tener sus productos de aseo diario mejora su autonomía, aligerando la preparación para ir a colegio cada mañana, sin que seamos los padres los que tengamos que estar pendientes a todo.

Diseño atractivo

Como último aspecto, nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar destaca la necesidad de hacer un baño atractivos para los niños. Decorar el baño con colores alegres y divertidos hace que los niños se sientan más cómodos en este espacio.

Está comprobado que los niños que reconocen un baño como suyo se animan a usarlo por sí mismos sin requerir la ayuda constante de sus padres. En una casa familiar los espacios comunes también deben estar pensados para los peque según su edad, y con algunos pequeños detalles podemos simplemente adaptar el cuarto de baño a los niños para que crezcan con una mayor independencia.

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar