VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Cómo ahorrar en la factura de la luz en verano

July 30, 2019

El verano es una época en la que el consumo eléctrico se suele disparar más que en otros momentos del año. Sobre todo en aquellas ciudades en las que el clima es más caluroso, es muy importante poner en práctica algunos trucos para ahorrar en la factura de la luz y no llevarnos ninguna sorpresa a final de mes.

No existe ninguna fórmula mágica para acabar con el calor sin apenas gastar electricidad, pero sí algunos pequeños gestos que permiten bajar la temperatura de tu casa sin tener que recurrir constantemente al aire acondicionador.

Pon en práctica estos consejos que te damos desde Gilmar, y podrás ahorrar luz este verano sin que apenas te des cuenta, al mismo tiempo que cuidas el medio ambiente.

Aprovecha la luz natural

En verano los días son más largos, y disponemos de más horas de luz. ¿Por qué no aprovecharlo para tener una excelente iluminación sin tener que mantener las luces encendidas en casa?

Al final del día, cuando comienza a oscurecer, abre las cortinas y levanta las persianas para que entre más luz, prolongando al máximo el momento en que tengas que encender la luz en casa. Un truco para ahorrar luz en el exterior es disponer de lámparas que funcionan con energía solar, las cuáles puedes cargar a lo largo del día para encenderlas por la noche y hacer una cena en la terraza o el jardín.

 

Aísla correctamente en las horas de sol

Si bien al final del día podemos ahorrar en la factura de luz abriendo las persianas, en las horas de más sol es recomendable que aislemos la casa del calor manteniéndolas bajadas. Haz uso de las cortinas y los toldos para que no entre sol directo en casa, que al fin y al cabo calientan el ambiente en su interior.

Otro truco es mantener algunas ventanas ligeramente abiertas para crear corrientes de aire que refresquen la casa, dejando las persianas casi bajadas para que no entre el sol. Con una abertura de tan solo unos centímetros es más que suficiente para ventilar la habitación.

 

Coloca bien los aparatos de aire

La colocación de los aparatos de aire también es clave para refrescar mejor la casa. Tanto los aparatos de aire acondicionado, como los ventiladores y otros sistemas de refrigeración para el hogar.

Colocados en un lugar estratégico para crear corrientes de aire, podemos enfriar toda la casa o varias habitaciones al mismo tiempo. Por ejemplo colocándolo en el hueco de la escalera, o directamente frente a una puerta para que al aire fresco se distribuya mejor.

En caso de que queramos refrescar solo una estancia, basta con cerrar las puertas para que la temperatura baje más rápidamente.

Apaga los aparatos que aportan calor

Procura evitar en los días más cálidos aquellos aparatos cuyo funcionamiento genera gran cantidad de calor. Por ejemplo el horno, el ciclo de lavado con agua caliente de la lavadora, y por supuesto también las bombillas convencionales.

La función de standby de los electrodomésticos, cuando queda el piloto rojo encendido, sigue consumiendo electricidad sin que nos demos cuenta. Si no lo estás usando en ese momento, desconéctalo por completo.

Si no te queda más remedio que usar aparatos que producen calor, hazlo al caer la noche cuando las temperaturas bajan un poco y puedes mantener las ventanas abierta. Aprovecha también para sustituir las bombillas por otras de bajo de consumo de tipo LED, para ahorrar en la factura de la luz una buena cantidad de dinero. Si tienes que sustituir algún electrodoméstico de casa, es el momento de hacerte con uno que tenga mejor eficiencia energética.

Desconecta la nevera en vacaciones

El último consejos para ahorrar luz en casa que te damos desde Gilmar lo debes tener en mente antes de viajar este verano. No te olvides de desenchufar todos los electrodomésticos si te vas fuera de casa durante las vacaciones. Así evitarás que consuman electricidad sin que te des cuenta.

Antes de las vacaciones, deja la nevera vacía y límpiala por completo. Cuando estamos muchos días fuera podemos simplemente dejarla desconectada y abierta, para no consumir energía de forma innecesaria.

Cualquier gesto que tengas en tu hogar para ahorrar en la factura de la luz es un gran beneficio también para el medio ambiente. No solo sales ganando tú, sino que también reduces la contaminación, generando una menor cantidad de CO2.

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar