VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Consejos para mantener en buen estado el suelo de madera

December 5, 2019

Los suelos de madera aportan elegancia y calidez a cualquier hogar. A pesar de que la madera es un material altamente resistente, aguantando con total ingredidad durante años, un suelo de madera necesita cuidados precisos para que su aspecto sea como el del primer día.

Si sabes cómo cuidar un suelo de madera, estarán perfectos durante mucho tiempo. Tanto la tarina, como el parquet, como otros tipos de materiales con base natural, presentan características similares a la hora de hacer la limpieza y el mantenimiento.

Nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar nos cuentan cómo mantener la madera en óptimas condiciones, con los errores a evitar y el protocolo de limpieza a seguir. Descubre cómo proteger, mantener el brillo, e incluso recuperar los suelos de madera estropeados, con los tips más básicos para que no haya ningún rincón de casa que se te resista.

 

Mantenimiento del suelo de madera

Control de la humedad

La madera es un material que tiene una naturaleza higroscópica. Es decir, tiene tendencia a absorber la humedad del ambiente. De la misma forma también es altamente propensa a perder la humedad natural en un ambiente demasiado seco, por lo que siempre es necesario mantener unos niveles de entre el 30 y 70% de humedad según la zona en la que nos encontremos.

Por lo general, los suelos de madera no suelen tener problemas de pérdida de humedad en nuestro país, si no todo lo contrario. Es importante que nos ocupemos de que las maderas no se mojen demasiado, limpiando con muy poca cantidad de agua, y procurando que en el suelo no caiga una cantidad excesiva de líquido que pueda absorberse y alterar sus propiedades.

Limpieza del suelo de madera

La limpieza de un suelo de madera se debe hacer preferentemente en seco. Basta con pasar la mopa o la aspiradora para retirar el polvo de la superficie, evitando que el suelo se humedezca demasiado.

Cuando sea necesario fregar con agua, utiliza agua tibia y limpiadores que sean aptos para la madera. Escurre bien la mopa o la fregona mojada, pasándola por las zonas con mayor suciedad.

Si necesitas limpiar una mancha reciente, hazlo de manera inmediata para evitar que la suciedad penetre en el suelo de madera. De esta forma no tendrás que aplicar demasiada agua ni producto para desprender la mancha.

Protección de la madera

Los suelos de madera suelen tener una protección por toda la superficie. Por este motivo se recomienda no emplear productos de limpieza como la lejía, el amoniaco, o productos ácidos como el vinagre, que puedan actuar eliminando esta capa protectora.

Sin embargo, esta capa no es siempre efectiva, y necesita ser restaurada cada cierto tiempo. Para evitar que se deteriore, procura mantener las zonas de paso que corren mayor riesgo de desgaste con una alfombra, o colocando protectores en las patas de las sillas y otros muebles para no producir arañazos.

En caso de notar que se ha producido algún desperfecto en la madera, nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar recomienda que se repare cuanto antes. Cuando una parte del suelo de madera queda desprotegida, hay mayor riesgo de que entre la humedad y que siga deteriorándose.

 
Mantenimiento periódico

Además de estos pequeños arreglos puntuales, es necesario que con cierta periodicidad hagamos un mantenimiento del material. Para evitar los estragos de la humedad, una buena capa de aceite puede ser el protector más sencillo y eficaz.

Puedes aplicar aceite de teca, de pino, de linaza, e incluso aceite de oliva para nutrir la madera. Notarás como de manera instantánea recupera su brillo, simplemente frotando el aceite con un paño de algodón. Aplica una pequeña cantidad poco a poco para no excederte, retirando el sobrante con un paño seco.

Otro producto perfecto para recuperar el aspecto de los suelos de madera y devolverles su brillo natural es la cera. Cuando es necesario recuperar un suelo muy deteriorado, previo acuchillado del parquet, la cera devuelve flexibilidad a la madera, recuperando su funcionalidad y dejando la superficie pulida como un espejo.

En este caso puede ser necesaria la intervención de un profesional cualificado, para alargar la vida útil de un buen suelo de madera antes de tener que cambiarlo por completo. ¡Consúltanos y te ayudaremos a tomar la mejor decisión!

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar