VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Refrescar la casa sin aire acondicionado

August 16, 2018

El aire acondicionado es la opción más fácil para combatir el sofocante calor del verano en casa, pero no es la más saludable ni tampoco la más económica. Existen otras formas de refrescar la casa que no implican un consumo eléctrico desacerbado, y que se pueden poner en práctica para lograr un ambiente más agradable de forma efectiva.

En Gilmar nos preocupamos por el cuidado del medio ambiente, y nuestros expertos en Reformas e Interiorismo siempre buscan nuevas técnicas para que los clientes puedan refrescar la casa con medios más prácticos que el aire acondicionado. Desde la instalación de sistemas de calefacción que consumen mucha menos energía, hasta el uso de otras técnicas que suponen muy poco esfuerzo pero dan resultados estupendos.

Toma nota de estos trucos para mantener la temperatura de tu casa en verano mucho más fresca, con un ahorro energético desde el 25 hasta el 50%. ¡Te lo aseguramos!

Ventilación

Cuando el ambiente en casa está demasiado caldeado, lo conveniente es ventilar la casa para que pueda pasar aire fresco. Eso sí, no lo hagas en las horas del día en las que la temperatura sea mayor, aprovecha cuando más refresca y el resultado será mucho mejor.

Mantén durante las horas de calor las persianas de casa bajadas, evitando así que entre el sol directo. Ventila justo al amanecer cuando la temperatura es más fresca, y al anochecer para aliviar el aire caliente que se ha ido acumulando en casa a lo largo del día. Con estos gestos, puedes mantener la temperatura de casa unos 6ºC más baja de lo normal.

Extractores

La cocina y el baño son dos de las estancias en las que más se suele acumular el aire caliente durante el verano. Debido a la humedad, al calor de la ducha o el calor que despenden los electrodomésticos en funcionamiento, la temperatura se nota mucho más aquí, y este calor puede pasar a la casa si dejamos las puertas abiertas.

Un truco muy efectivo, es utilizar los extractores de los baños y la cocina para retirar este aire caliente, sobre todo mientras cocinas o cuando te das una ducha.

Electrodomésticos

Evita usar determinados electrodomésticos durante el día, cuando el calor en el exterior es mayor. Por ejemplo el horno, la lavadora, el lavavajillas, y otros electrodomésticos que desprenden mucho calor durante su funcionamiento.

Si necesitas hacerlo, mejor por la noche, dejando la estancia con las ventanas abiertas para que el calor se pueda disipar mejor.

Tejidos frescos

Viste tu casa con tejidos de verano, mucho más frescos, y que no aporten una sensación extra de calor. Mejor con alfombras de verano, mucho más livianas, cortinas ligeras, y cojines de algodón más frescos y agradables.

Plantas

Está comprobado que las plantas, tanto en el exterior de casa, como las macetas en el interior, reducen la temperatura del ambiente. Si tienes una pequeña terraza o jardín, mantén siempre tus plantas con suficiente agua, y crearás un microclima más agradable también dentro de casa.

Las plantas en el interior consumen parte del aire caliente que se acumula, aliviando la temperatura de cualquier estancia, además de lograr una decoración más bonita y veraniega.

Láminas solares

Las nuevas ventanas que se están instalando en hogares de reciente construcción incluyen un sistema de láminas solares que reflejan la luz impidiendo que el calor entre a través del cristal.

Estas láminas también se pueden instalar en las ventanas ya existentes, sin necesidad de cambiar el cristal, y ayuda a reducir el calor en casa hasta un 80%, de forma más efectiva que las persianas y las cortinas.

Bomba de calor

La bomba de calor, aunque su nombre nos haga pensar que es un sistema de calefacción, también consigue enfriar el ambiente de cualquier hogar. Funciona del mismo modo que un aparato de aire acondicionado, pero su instalación nos permite ahorrar en el consumo eléctrico, con una mayor efectividad cuando está funcionando.

La función de este aparato no es enfriar en aire, sino retirar el aire caliente del interior, expulsándolo al exterior. En invierno el mecanismo es al contrario, pero se puede adaptar según las necesidades en cada época del año. El ahorro en electricidad es de al menos el 25% con respecto al uso del aire acondicionado, ya que el trabajo de estos aparatos es menor.

Cada vez más clientes de Gilmar se animan en la instalación de estos nuevos sistemas para refrescar la casa en verano de una forma más eficiente, mirando por el medio ambiente y por un ahorro energético. ¿Te animas tú también?

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar