VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Trucos para transformar una buhardilla dándole diferentes usos

August 19, 2019

Las casas unifamiliares que disponen de un tejado a dos aguas tienen un espacio extra en la parte superior al que no siempre sabemos cómo sacarle partido. Transformar una buhardilla en un espacio de lo más acogedor es más sencillo de lo que imaginas. Aprovecha para hacer del ático de tu casa un sitio más luminoso y práctico, dándole diferentes usos según tus necesidades.

Desde un espacio dónde puedas subir a relajarte disfrutando de tu tiempo libre, pasando por una zona de juegos para los más pequeños de la casa, hasta un espacio de almacenamiento bien organizado. Nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar nos cuentan cuáles son las tendencias actuales en decoración de buhardillas, para que tú también puedas ponerlas en práctica en la tuya.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de transformar una buhardilla?

Antes de comenzar decorar tu buhardilla, es necesario que prestes atención a algunos detalles para convertir este espacio en un lugar 100% confortable. Para poder usarla en cualquier momento del año, la buhardilla debe estar perfectamente acondicionada, al igual que el resto de la casa.

Comienza por hacer un aislamiento correcto, ya que se trata de un espacio que suele quedar directamente bajo la cubierta del techo. El ático o buhardilla suele ser más caluroso en verano cuando le da el sol directo, y más frío en invierno si las paredes no están protegidas.

Antes de transformar una buhardilla debes asegurarte de que está bien aislada, protegiéndola con materiales de calidad.

Si tienes que hacer reformas en tu ático aprovecha para instalar ventanas de doble acristalamiento que aíslen la temperatura. Elige grandes ventanales para aprovechar la luz natural, dotándola también de suficientes lámparas para que todo el espacio esté bien iluminado.

Dormitorio extra

Uno de los usos que más se están dando a la hora de transformar una buhardilla es como habitación para invitados. Si no tienes mucho espacio extra en casa cuando vienen visitas, puedes convertir tu ático en un dormitorio de lo más acogedor para que sorprenderá a todo el mundo.

Incluso en los áticos más pequeños puedes aprovechar el espacio para añadir una cama y algunos muebles, dándole un toque personal con textiles y los detalles de decoración que más te gusten.

Sala de estar

¿Y si en lugar de una cama añades un sofá para tener una sala de estar en la que evadirte del resto del mundo? Otra opción muy útil es hacerte tu propio rincón de lectura, dónde subir a escuchar música, o simplemente a desconectar, a modo de salita.

Si no quieres renunciar a tener más espacio para acoger a tus invitados, haz un dos en uno colocando un sofá cama que pueda convertir el pequeño salón en dormitorio improvisado.

 
Cuarto de juegos

Los niños también necesitan a veces un lugar dónde pasar el rato. Cuando sus habitaciones se les quedan pequeñas, siempre puedes transformar la buhardilla en un cuarto de juegos para ellos.

Con suficiente espacio dónde pueda guardar y mantener ordenados sus juguetes, basta con que coloques algunas alfombras sobre las que puedan jugar horas y horas. Diseña un espacio infantil a su medida, y los niños estarán más entretenidos en esta zona de la casa especialmente pensada para ellos.

Espacio de trabajo

Si sueles trabajar en casa y no tienes una habitación extra para instalar tu oficina, ¿por qué no hacerlo en la parte más elevada de tu hogar? Un lugar mucho más silencioso en el que poder encontrar la máxima concentración.

Según el trabajo que desarrolles en casa, puedes añadir simplemente un escritorio para hacer una pequeña oficina, o también incluir mesas de trabajo y muebles para tener todos tus útiles y materiales. Convierte un espacio grande en tu propio taller, con todo lo disponible para trabajar horas y horas sin que nadie te moleste.

Vestidor

Aunque hay otras muchas opciones a la hora de transformar una buhardilla, una de las que más trabaja nuestro equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar es la de usar el ático como vestidor. Más que como un lugar dónde almacenar tu ropa, colocando los muebles adecuados puedes tener vestidor de ensueño que siempre has querido.

Aprovecha las paredes más altas para colocar armarios abiertos o cerrados dónde poner tu ropa. Las paredes más bajas son ideales para instalar los zapateros y muebles para tus accesorios. No te olvides de poner en el centro de la estancia más muebles con cajoneras, cubriendo el suelo con una bonita alfombra y decorando con un práctico espejo de cuerpo entero.

Si dispones de un ático de gran tamaño, aprovecha para crear diferentes espacios y darle múltiples usos, creando un espacio exquisitamente decorado que querrás usar a diario. ¿Y tú, qué ideas tienes para transformar una buhardilla?

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar