VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

Feng Shui, la decoración que tu cocina necesita

April 18, 2018

La base del Feng Shui es la de encontrar el equilibrio para lograr un mayor bienestar y armonía con el entorno que nos rodea. Esta disciplina ancestral china se centra sobre todo en la distribución y decoración de las casas, siendo la cocina una de las principales estancias, para disfrutar en familia de una mayor armonía.

Lograr el equilibrio en la cocina de casa es muy sencillo, y no tenemos que llevar a cabo todas las pautas que se utilizan en China en esta estancia de la casa. Llevándolo a un punto de vista más occidental, hay algunos elementos que podemos integrar y variar, para permitir que las energías puedan fluir mejor.

Si tú también eres amante de la disciplina del feng shui, nuestro expertos interioristas de Gilmar te dan las pautas para que lo pongas en práctica en una de las estancias del hogar dónde solemos pasar más tiempo. ¡Anímate tú también!

Ubicación

Lo ideal, según el feng shui, es que la cocina esté siempre situada hacia el norte dentro de la casa. La localización norte hace que el ambiente sea más fresco, pero ya que en la cocina se genera calor en todo momento, no necesita que la coloquemos en dirección sur dónde hay mayor calidez.

Localizando la cocina en la parte norte, equilibramos las energías de la casa, calentando las partes más frías de ésta. Aunque no siempre es posible destinar este espacio en este punto cardinal concreto, si estás pensando en cambiar la disposición de tu casa, o si vas a construirte un nuevo hogar desde cero, plantéate escoger la ubicación norte para tu cocina.

Color

La decoración feng shui da mucha importancia al uso de los colores en determinadas estancias del hogar. Los colores más fríos como el blanco, azul o los tonos grisáceos, ayudan a reducir el apetito, mientras que los colores cálidos como los rojos, naranjas o amarillos abren el apetito.

Puedes jugar con esta combinación de colores tanto en los elementos de tu cocina, como en la propia vajilla. Lo más recomendable es siempre elegir colores frescos y claros, que aporten pureza y limpieza a la cocina. Los tonos pastel, desde los colores crudos hasta amarillos o naranjas, hacen más amplio el espacio.

Iluminación

La luz atrae energía positiva, por lo que una cocina siempre debe estar iluminada. El uso de colores claros que reflejen la luz, grandes ventanales para aprovechar la luz natural, y también la colocación de luces estratégicas para que ningún rincón se quede a oscuras, son las mejores armas para lograr este efecto.

Por el contrario, si entra demasiada luz en la cocina, también puede ser incómodo para los ojos; algo que se puede solucionar fácilmente con el uso de cortinas.

Puerta

Aunque es un consejo muy lógico, el feng shui indica que la puerta de la cocina no esté frente a la puerta de ninguna otra habitación, para evitar el paso del humo y olores de un lugar a otro.

Si no tienes la posibilidad de mover las puertas, siempre puedes mantener las puertas cerradas para evitar que fluyan las energías indeseables.

Fogón

El feng shui tiene en cuenta también la localización de los fogones, hornos, y cualquier elemento de la cocina que produce calor. Si se sitúan en una pared que da justo a una habitación, no se recomienda colocar la cama o un lugar de descanso justo en ese punto, ya que podría producir insomnio, o no llegar a descansar correctamente.

Cuando hay una fuente de energía muy potente cercana a una persona, esta influencia podría afectar a su salud en general, desequilibrándola.

Frigorífico y fregadero

La localización de estos dos elementos tan importantes en la cocina también debe ser estudiada. Lo recomendable es que no se sitúe la zona del fuego junto con el fregadero, para lograr más armonía en la cocina. El agua junto a una red eléctrica de una vitrocerámica, o junto a los fuegos, podría ser peligroso.

En cambio, basándose en la disciplina del feng shui, el equipo de Reformas e Interiorismo de Gilmar sí que recomienda situar el frigorífico en un lugar más accesible desde el fregadero, para tener una mayor comodidad a la hora de lavar los alimentos nada más sacarlos.

La nevera y otros aparatos de frío deben situarse lejos del horno y los fogones o vitrocerámica, para que las energías frías y calientes encuentren una armonía en el espacio de la cocina.

Share
Tweet
LinkedME
Please reload

¡TU OPINIÓN NOS IMPORTA!

POSTS RELACIONADOS

Please reload

www.gilmar.es  | +34 900 121 900

© 2019 hecho con amor por y para los amantes del sector.  All rights reserved GILMAR Consulting Inmobiliario. 

Consulta nuestra política de privacidad.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
Logo Madrid Excelente Gilmar