VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

¿Cómo ha afectado a las hipotecas el coronavirus?



La pandemia del COVID-19 o coronavirus ha revolucionado casi todas las facetas de nuestra sociedad afectando nuestro comportamiento, imponiendo una distancia social y unas medidas higiénico-sanitarias que permanecerán durante mucho tiempo en nuestra cultura. Nada ha escapado a esta situación que ha visto como muchas costumbres y estructuras se han tambaleado y en muchos casos destruido.


El mundo inmobiliario está experimentando un cambio provocado por el coronavirus en muchos de los pilares intrínsecos al sector. La tendencia en la búsqueda de viviendas ha situado la luminosidad, los metros útiles, los espacios abiertos, la existencia de jardines y piscinas como prioritarias. También el auge del teletrabajo se ha notado en una creciente búsqueda de viviendas en la costa, lejos del agobio de las grandes ciudades. Málaga, Marbella, Cádiz, Baleares y Canarias han sido algunas de las zonas más beneficiadas de ese cambio de preferencias.


Los principales cambios que se han producido en el ámbito hipotecario desde que saltó la crisis del coronavirus se refieren a la definición en los propios productos, a las nuevas formas de contratación y formalización y a la evolución en las preferencias de los usuarios. Hagamos un recorrido por estas tendencias:


Crecimiento en la búsqueda de vivienda nueva


La aparición del coronavirus provocó que más de un 25% de los europeos se plantease un cambio de domicilio. La necesidad de buscar una vivienda más espaciosa, con jardín y piscina si fuera posible, con mejores vistas, más luminosa o con terraza amplia, se situó entre las principales características demandadas por los clientes.


Te puede interesar: Tendencias de venta en el sector inmobiliario en la COVID-19


La vivienda nueva apenas se ha resentido en un momento de fuerte sacudida por la crisis financiera que amenaza todos los sectores, precisamente por ofrecer muchas de los requisitos pretendidos ahora por quienes buscan comprar casa. Ya sea como vivienda principal o segunda residencia, las promociones de obra nueva están captando a esa masa de ciudadanos que quieren incrementar su calidad de vida con una casa mejor.


Comprar una casa sobre plano o directamente de la promotora tiene importantes beneficios económicos, aunque en algunos casos dificulta la negociación de las condiciones hipotecarias al tener que suscribir el préstamo directamente con la entidad que determina la propia constructora.


Cambio en la gestión de los procedimientos previos


La transformación del sector bancario de mano de la digitalización era ya imparable antes de la aparición del coronavirus. La pandemia ha impulsado esa revolución, obligando a negociaciones a distancia, remisión electrónica de la documentación requerida, fomentando las conversaciones telefónicas e incluso celebrando reuniones por videoconferencia.


Los pequeños cambios provocados por los protocolos de seguridad en los trámites previos a la firma ante el notario de la suscripción del préstamo, no son significativos.


Bancos más estrictos a la hora de conceder hipotecas


Las organizaciones de consumidores si advierten un endurecimiento en los requisitos que persiguen las entidades de préstamo. La incertidumbre laboral y económica que ha provocado el coronavirus hace que los bancos estén reforzando los criterios para conceder una hipoteca. Hace años que los departamentos de riesgos bancarios estudian más concienzudamente las solicitudes, y la concesión de hipotecas por el 100% del importe del inmueble se ha reducido al stock de viviendas de la propia entidad.


En función del sector profesional del solicitante, los ahorros previos, el porcentaje de importe a financiar... se determinará la aprobación final del préstamo. Los bancos suelen mirar que la ratio de los ingresos que se destina al pago de hipoteca se sitúe cerca del 30%, para poder atender gastos o situaciones inesperadas. Es probable que la exigencia sea mayor en los últimos meses.


La hipoteca variable se ve superada por la hipoteca fija


La situación económica hace que suponer que los tipos seguirán bajos en los próximos meses. Con el Euribor en mínimos, la apuesta de los compradores por las hipotecas de tipo fijo supera a las variables. La realidad demuestra que nadie quiere añadir más riesgo o incertidumbre a sus cuotas y es un buen momento para suscribir hipotecas fijas.


Con este panorama muchas entidades necesitan buscar clientes en un momento de incertidumbre y para ello están recurriendo a ofrecer mejoras en los productos a clientes de otros bancos para captar masa clientelar por ese lado. Es una oportunidad para negociar con tu banco actual las condiciones, con el telón de una posible subrogación de fondo.


Te puede interesar: Hipotecas Fijas o Variables


¿Un buen momento para comprar casa?


Parece claro que nunca antes las condiciones de suscribir una hipoteca fueron tan buenas para los clientes, el problema es que en estos momentos se ha reforzado la exigencia y los bancos miran con lupa a quién le conceden la misma. Por lo tanto, en aquellos casos en los que no se necesite un 80-90% del importe de la vivienda y se complemente la hipoteca con un buen ahorro, se podría concluir que sí, que se trata de un buen momento.


Las condiciones del préstamo tanto a tipo fijo como variable son muy ventajosas y parece que los buenos clientes y aquellos que tengan asegurados los ingresos y el puesto de trabajo juegan con ventaja, pues habrá buenas oportunidades en el mercado.