VISTA DE ARTÍCULOS

Un blog es un lugar para conectar, compartir e inspirar. Por eso no verás publicidad ni ningún contenido adicional en nuestra "vista de artículos". 

El mejor momento para comprar una vivienda

A todos nos encantaría tener una bola de cristal que nos dijera cuál es el mejor momento para comprar una vivienda, es decir, cuándo podemos conseguir pagar el precio más bajo por la casa de nuestros sueños. El precio de una vivienda depende de múltiples variables como por ejemplo la demanda de una determinada zona o tipo de casa, el dinero que tengan los posibles compradores para adquirir esas casas, los tipos de interés o el nivel de oferta del mercado inmobiliario en ese momento, es decir, cuántas casas hay a la venta en ese instante.

Además de todos los anteriores, existe otro factor que determina en ocasiones que el precio de una vivienda suba o baje, y éste es la estación del año en la que nos encontremos. Hay épocas del año en las que se produce un mayor número de ventas de inmuebles, como por ejemplo el otoño, ya que con el inicio del curso muchas personas desean cambiar su lugar de residencia.

Tu consultoría inmobiliaria de referencia Gilmar, con más de 35 años de experiencia en el sector, pone a tu servicio un equipo de profesionales consultores inmobiliarios que te asesorarán de forma óptima sobre cuál es el mejor momento para comprar una vivienda.


El mejor momento para comprar una vivienda en función de la época del año


Primavera


Muchas personas piensan que esta estación del año puede ser una época muy buena para invertir en una vivienda, ya que la podrán disfrutar de cara al verano. Pero la primavera es un mal momento para adquirir una vivienda si lo que queremos es obtener un buen precio.

En los meses de primavera existe una mayor competencia en lo que a la oferta de vivienda se refiere. Lo que hace que se incrementen los precios de venta, que haya una mayor dificultad para encontrar una propiedad en las mejores condiciones y que las entidades financieras pongan más trabas para poder acceder a una hipoteca.

Verano


Podemos decir que es la peor estación para adquirir una vivienda, ya que durante los meses de verano habitualmente los precios de las casas suben, sobre todo si se trata de segundas residencias. Además, durante esta época del año también se da el caso de que los posibles compradores tienen menos dinero debido a los gastos que se producen durante el periodo estival.

Otoño


Durante los meses de otoño es cuando se dan las mejores condiciones y precios para adquirir una vivienda, ya que la alta demanda de verano en búsqueda de segundas residencias disminuye. Es en este momento cuando aparecen los inversores que están buscando una óptima relación calidad precio.


Además, el acceso a una hipoteca es mucho más sencillo durante los meses del otoño, compitiendo incluso los bancos entre sí para ofrecer las mejores condiciones.


Invierno


Durante los meses finales del año la oferta de viviendas disminuye y las que quedan disponibles suelen ser las que más cuesta vender por sus características o coste. Por este motivo los propietarios de estas viviendas están más dispuestos a negociar el precio ya que tienen prisa por vender. Por otro lado, el que sean viviendas que no se han vendido durante el año tiene sus motivos, habitualmente porque la relación calidad precio no es la correcta.


El mejor momento para comprar una casa en función de la situación económica del país


En los momentos de recesión económica uno de los sectores más afectados siempre es el inmobiliario, provocando como consecuencia directa la reducción de los precios de los inmuebles, por lo que puede resultar muy interesante invertir en ellos.

Pero no es oro todo lo que reluce, ya que aunque los precios de las viviendas bajen durante las crisis económicas, al mismo tiempo los bancos suelen encarecer sus hipotecas o endurecer los criterios de aprobación de éstas debido a la inestabilidad que se genera en un contexto de crisis. Otras veces, a los clientes que tienen un menor riesgo de morosidad, en lugar de subirles los tipos de interés, los bancos les exigen una mayor vinculación con la entidad para tratar de retenerlos, siendo necesario contratar más productos combinados para acceder a sus hipotecas, como seguros, tarjetas, planes de pensiones, etc.


Se da la circunstancia de que las épocas de crisis son una época óptima para quienes disponen de liquidez. Aquellas personas que son capaces de comprar al contado, van a poder adquirir inmuebles a mucho mejor precio que en las épocas de bonanza económica.


El mejor momento para comprar una vivienda es por lo tanto resultado de la suma de un conjunto de factores y circunstancias para poder obtener la mejor relación calidad precio de la vivienda que adquiramos.